¿Cuánto cobra una Escort en Chile?

cuánto cobra una escort

¿Ya te decidiste a trabajar como escort, pero no sabes cuánto es lo que debes cobrar? ¿Piensas empezar a dar masajes eróticos o quieres ser parte de una agencia?

Definir tu tarifa para tí misma podría ser algo complicado. Es por eso que debes analizar bien varios factores, ya las variables ajenas a ti son muchas.

Por otro lado, están los factores que sí dependen de ti, como tu apariencia, los servicios que estás dispuesta a dar y hasta de cuánto quieres trabajar.

Sea cual sea la tarifa que decidas definir como escort, habrá diferencias de criterio con el resto del mundo, algunos clientes podrían considerar que lo cobrado es mucho y otros podrían considerar que el precio está muy bien.

En cualquier caso, la decisión debe ser solo tuya y de nadie más.

Agencia versus trabajar como escort independiente


Si decides ser parte de una agencia, lo más probable es que ellos se encarguen de todo. Incluso de poner una tarifa que se ajuste a sus estándares. Pero ojo, porque siempre se llevarán su respectiva comisión, que regularmente es bastante alta.

En estos casos es fundamental que sepas que no tienes que acostarte con nadie para que te fijen tu tarifa en la agencia, basta con un par de fotografías.

En caso de que decidas iniciar tu camino como independiente, deberías seguir estos consejos

Primero, analiza tu apariencia en forma realista.

Parte por preguntarte esto: ¿Cómo es mi cuerpo?
Todos los cuerpos son hermosos, pero ¿en que situación está el tuyo? eres muy delgada o tienes sobrepeso, tu cuerpo es atlético o tal vez tienes un busto pequeño. Entre más cerca estés del estándar podrás ubicarte en un nivel más alto de precios confiadamente.

En segundo lugar: ¿Cómo es mi rostro?

Si tu cara es de rasgos finos, femeninos o infantiles tienen mejores posibilidades que los rostros de facciones gruesas, duras o que no tienen rasgos uniformes.

Tercero: ¿Qué cuidados tengo con mi cuerpo y mi apariencia?

Un cuerpo sin celulitis, sin estrías, sin puntos negros, con piel suave y depilada, tiene mejores posibilidades de ubicarse en las tarifas altas.

Analiza los resultados

Una vez que te has hecho estas preguntas puedes clasificar tu resultado en una de tres opciones:

1.Tu apariencia es deficiente en relación al promedio
2.Tu apariencia es buena en relación al promedio
3. Tu apariencia es destacada, superior al promedio

Analiza tus servicios

Otro punto importantísimo es qué tan dispuesta estás a ser cariñosa, cercana y complaciente en la cama. Si esa es tu ifdea, tus precios pueden elevarse.

También si estás dispuesta a hacer oral, a bailar para el cliente, si llevarás lencería sexy, si dejarás que te haga oral a ti y le permitirás tocarte.

Todo eso aumentará el nivel de tu servicio y te da la oportunidad a tener una tarifa más alta.
Clasifica tu servicio en base a lo siguiente:

  1. Estoy dispuesta a ofrecer solamente sexo a mis clientes
  2. Estoy dispuesta a dar un buen trato, disfrutar del sexo y ser coqueta y cariñosa
  3. Estoy decidida a ser una bomba de sensualidad y erotismo para volver locos a mis clientes

Define en base a tus objetivos

Ya que hayas analizado lo que aportaras en tus servicios y una idea de tu posición por tu apariencia debes pensar en que es lo que tu deseas de las siguientes 3 opciones:

  1. Quiero asegurar ingresos aunque deba trabajar duro y tener clientes de todo tipo
  2. Estoy dispuesta a esforzarme pero quiero ser más selectiva con mis clientes
  3. Prefiero tener menos clientes pero asegurar un perfil de cliente ejecutivo

Revisa los precios de las agencias en tu zona
Haz una pequeña investigación de mercado revisando los sitios web de las agencias de tu ciudad, ve algunas fotografías y toma nota de los rangos de precios, clasifícalos en 3 niveles:

a) Los baratos
b) El promedio
c) Los de lujo

Suma los puntos según el número que tiene tu respuesta en tu apariencia, tus servicios y tus objetivos, según el resultado ubica tu precio en uno de los rangos según los precios de las agencias:

De 3 a 5 puntos ubícate en precio de los baratos
De 6 a 8 puntos ubícate en el precio promedio
Solo si obtienes 9 puntos ubícate en los precios de lujo

Tanto los precios altos como los bajos tienen sus ventajas y desventajas, los mercadólogos y economistas han desarrollado cualquier cantidad de teorías intentando determinar las mejores formulas para fijar los precios.

Un precio más bajo te traerá más clientes – un precio más alto te dará más dinero por menos esfuerzo, pero un precio más alto te traerá clientes más exigentes y te obligará a dar un mejor servicio para dejar a tu cliente satisfecho con lo que pagó. Al final la decisión es tuya y quien debe quedar satisfecha con el valor que le ha dado a sus servicios eres tú.

Con el paso del tiempo iras notando el comportamiento de tus clientes, tanto en solicitudes de citas como en satisfacción durante el servicio, pero más aún podrás medir si tu precio es correcto en la medida en que tus clientes regresen contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola!